El Inmaculado Corazón de María. Estudio Teológico
Rosell De Almeida, Carlos Alberto
dic-2011
Dios creó para los ángeles el cielo empíreo; para los hombres el paraíso celeste; y para Sí, María Santísima. Con ella, por decir así, Dios agotó su "imaginación". No la podría haber creado más perfecta, más bella, más maternal, más dulce de lo que la hizo. Ella es la obra prima de Dios: es en Ella que la Santísima Trinidad se complace. Idea bellamente expresada en las enseñanzas de muchos santos marcadamente marianos como San Luis María Grinion de Monfort, san Alfonso María de Ligorio, San Antonio María Claret, etc.



IMPORTANTE
La información contenida en este registro es de entera responsabilidad de la universidad, institución o escuela de educación superior que administra el repositorio académico digital donde se encuentra el trabajo de investigación y/o proyecto, los cuales son conducentes a optar títulos profesionales y grados académicos. SUNEDU no se hace responsable por los contenidos accesibles a través del Registro Nacional de Trabajos de Investigación – RENATI.